Denuncias y testimonios

Jaione

Les escribo hoy aquí, tomando el testigo de otras muchas amas y aitas que han decidido publicar su situación, y denunciar la dejadez, desinformación y pasotismo que las administraciones tienen con el caso de nuestro hijo y otras muchas personas.

Brevemente, nuestro hijo tiene Parálisis Cerebral. Ustedes saben de sobra que los niños con Necesidades Educativas Especiales como Ibai han de estar en clase con un profesional que les ayude todo el tiempo en sus tareas. Para nuestra sorpresa, han decidido de la noche a la mañana reducir la jornada del profesional que le ayuda en el colegio al 50% para el curso escolar 2019-2020 en su colegio el IES Astrabudua de Erandio. Hasta ahora ha estado a jornada completa, no lo entendemos.

Una persona con Parálisis Cerebral ha de estar todo el tiempo bajo la atenta supervisión de un profesional: tiene que comer con ayuda, necesita estar en clase con ayuda, en definitiva, necesita apoyo todo el tiempo.

No tiene ni pies ni cabeza que de repente hagan este cambio con nuestro hijo. Los políticos del Parlamento Vasco tienen que saber que nuestro caso no es una excepción, es la regla que se está llevando y aplicando con nuestro hijo y otras muchas personas.

La respuesta de su organismo competente en estos temas el Berritzegune (cito textualmente un párrafo para que se sepa el objetivo de este organismo) que saco de la web del Parlamento Vasco para que quede constancia es: "configurados como servicios de apoyo, son instrumentos educativos para la innovación y mejora de la educación. Su marco de actuación será el de todos los Centros docentes de la Comunidad Autónoma del País Vasco, tanto de la red pública como de la privada".

Pues bien, lo anteriormente mencionado no se cumple. Su respuesta fue que los compañeros de clase de nuetro hijo podían ayudarle a hacer sus trabajos y a atender en clase ¿En serio que van a poner a otros niños a hacer el trabajo de un profesional? ¿Estamos locos? ¿Dónde está el dinero que se supone que se destina para ayudar a nuestros hij@s?

Políticos, muchas amas y aitas, hasta ahora, nos hemos sentido desorientados pero hemos empezado a organizarnos. Llevaremos nuestras denuncias a Ayuntamientos, Diputaciones y al Parlamento todas las veces que haga falta. Necesitamos ser escuchados y que nos déis una solución de manera URGENTE.

Esto va por nuestro hijo y por todas las personas que se encuentran en nuestra situación.

Por una educación inclusiva. No pararemos hasta que nuestros hijos e hijas estudien en igualdad de condiciones,

Pilar

Mi nombre es Pilar y llevo varios años peleando por una escolarización digna para mi hijo Asier.

  • Ante los cambios bruscos de rutina y la disminución de apoyos pueden aparecer problemas de comportamiento. El caso de mi hijo solo es uno más de cientos.

¿Cuál es la solución?

Llamar a la madre y que se lo lleve a casa.

Un día, otro día, todos los días...

Es una solución que adoptan muchos centros.

Sí el especialista de apoyo educativo no es capaz de controlar la situación o si todavía no ha llegado, el niño se debe ir a su casa. Y no es tan complicado que no pueda controlarlo,  puesto que lo único que se le exige para el puesto es un título en educación infantil. No tienen ninguna formación en atención a nuestros hijos.

Estamos sujetos, por tanto, a la voluntad de la persona que les toque. Puede haber suerte. O no. Así de triste.

Con este panorama lo lógico es tomar medidas y buscar soluciones, pero entonces nos encontramos en una espiral en la que lo único que se nos comunica es que nuestro hijo tiene la culpa porque está "hormonando" y tonterías del estilo pero nadie pone ninguna solución al respecto.

  • Ante esta situación solo cabe solicitar la información sobre la dotación de recursos del menor al centro, berritzegune, innovación...

No hay respuesta. Nunca contestan. No les interesa a ninguno.

No me cabe en la cabeza que se nos niegue esa información cuando es de nuestros hijos. Es un derecho de los padres que se nos niega

Llega un día en que se te sugiere un CEE (centro de educación especial) para el niño, para que esté con sus iguales. ¡Viva la inclusión! Una escolarización combinada que ya sabemos cómo va a terminar, saltándose toda la ley y enviando de la ordinaria al CEE por la puerta grande.

¿Por qué hacen esto todos los años con montones de niños, saltándose la ley sin ofrecer un Aula Estable, que es el camino intermedio entre aula ordinaria y centro de educación especial? ¿Qué intereses hay en que nuestros hijos no tengan los apoyos suficientes y sean derivados a centros que reciben grandes cantidades de la Diputación? ¿ Esa es la inclusión de la que hablan? ¿Segregación?

Yo, gracias al asesoramiento de Lagundu NEE solicité un aula estable y tuvieron que dar media vuelta a semejante barbaridad, permitiendo que el niño continuase como estaba en el aula ordinaria. Lo que me estaba proponiendo era ilegal.

Tal y como contempla la ley en casos de agresión y de autolesión, se le puede dotar de hasta 35 horas de EAE (especialista en apoyo educativo).

Lo solicité en el centro, en el Berritzegune , en Innovación e incluso a la Consejera (que jamás contestó). La respuesta es que eso no se da a nadie y no se puede.

.Pero no solo eso sino que encima se me presenta un horario diferente pero con menos ayudas. Me quejo y la respuesta es que el niño tiene todo lo que necesita.y que no le van a dar más. Cuando comienzan los problemas (siempre cuando esta solo) la respuesta es que me lo tengo que llevar a casa, que mi obligación es ir a buscarle.

Además de no dotarle de sus derechos al menor, privan a uno de los miembros de la familia del derecho a trabajar, puesto que obligan a que un adulto esté pendiente de ir a recoger al niño en cualquier momento.

  • Esta es la realidad: no les dan lo que necesitan sino bastante menos, y encima muchas veces tienen que compartir con otro niño (2x1, como si fuera el supermercado). Y cuando se demuestra que es una realidad, NADIE HACE NADA.

En resumen, la falta de ayudas por parte de la Administración conlleva que haya niños abandonados en las aulas viendo la televisión o con los cascos escuchando música, como es el caso de mi hijo en varias clases. De esta manera el profesor puede continuar impartiendo la clase "sin que moleste". Y eso no se puede consentir. 

Vanessa

Hola me llamo Vanessa y esta es la historia de mi hijo.

Mi hijo tiene una enfermedad genética rara llamada Microdeleción 1q21.1q21.2. En pocas palabras, tiene microcefalia, retraso psicomotor y cognitivo lo que produce una hipotonía general (debilidad general del tono muscular) y además es portador de gastrostomía ya que no come por la boca y hay que darle de comer por sonda. Le tienen reconocido el 48% de discapacidad y la movilidad reducida, además de una dependencia de grado 3.

En septiembre de 2018 Haitz entró en el aula de 2 años en la Ikastola Luzaro de Deba, en aquel momento todavía no andaba, solo gateaba. Automáticamente se le puso un especialista de apoyo educativo (eae) a jornada completa para ayudarle en lo que le fuese necesario.

En octubre dio sus primeros pasos gracias, entre otras cosas, por estar en la ikastola con los demás, la estimulación y sus 3 hermanos que le apoyan y ayudan en todo momento.

En noviembre de 2018 la técnico de Berritzegune que valora a Haitz vino a verle. Vio que el niño andaba y sin avisar decidió quitarle todas las ayudas: sin tener en cuenta a la familia, profesorado ni a su especialista de apoyo, que es quién más le conoce en el ámbito escolar. Rápidamente pedí una reunión a la directora del centro en la que curiosamente no dejaron acudir a la especialista de apoyo educativo ni a la tutora. ¿Extraño, no creen?

En resumen, mi hijo se encuentra en esta situación: después de la reclamación que hicimos en la reunión le han puesto para el siguiente curso una especialista de apoyo educativo a media jornada (10:00-13:15), no tenemos la certeza de que un auxiliar especializado vaya a ayudarle en la jangela (come a través de una sonda) y tampoco sabemos si alguien le ayudará en el trayecto escolar que tiene que realizar en autobús.

Estos últimos meses me he sentido desinformada y decepcionada, la Administración ha respondido con mentiras y ocultándome información, por lo que he perdido la confianza en gente que se supone que tiene que mirar por el bien del niño.

Les solicito políticos de la Diputación de Gipuzkoa un especialista de apoyo educativo a jornada completa para Haitz, que le pueda ayudar en la ikastola y en la jangela. Mi hijo come por una sonda, es necesario que alguien especializado le suministre el alimento y que vigile que no suceda nada. Del acompañante del autobús ni que decir que ha de estar en todo momento vigilando el niño y ayudándole en el trayecto del bus y sobre todo en el trayecto de 300 metros andando que tiene que hacer desde el autobús hasta la ikastola (recordar que es un niño con muy bajo tono muscular por lo que tiende a caerse bastante y no aguanta andando mucho trayecto).

Este curso Haitz ha ido a la ikastola muy contento y ha hecho buenos avances gracias a la dedicación a tiempo completo de la especialista de apoyo que ha tenido y de su tutora que lo quiere con locura, aun teniendo toda la estimulación que tiene de la ikastola, de la familia y de sus terapias de atención temprana, todavía le queda mucho y tenemos miedo de que con una dedicación del 50% de un especialista de apoyo el niño pueda sufrir un estancamiento o una involución. Haitz quiere poder disfrutar con sus compañeros y con su mellizo de excursiones escolares futuras a las que no podría ir en caso de no tener su especialista a tiempo completo.

Necesitamos la confianza y constancia de una Especialista de Apoyo Educativo a tiempo completo para que Haitz pueda progresar adecuadamente en todos los aspectos.

Os pedimos que nos apoyéis para que Haitz tenga la Educación inclusiva, equitativa y de calidad que le corresponde por Ley.


Rosa

Me llamo Rosa y mi hijo Unai tiene Dislexia.

Me uno a una lucha, de otras muchas personas ante la falta de inversión y ayuda por parte de las instituciones en la educación de nuestros hijos. Las instituciones tienen el deber de proteger y garantizar una educación de calidad para mi hijo.

Mi hijo es muy inteligente, tiene muchos amigos y se lo pasa genial en el colegio.

Sin embargo nos encontramos con un problema. Al padecer dislexia, muchas veces, tiene grandes dificultades para poder realizar los deberes.

Para las personas que NO conozcáis ésta enfermedad: La dislexia es la alteración de la capacidad de leer por la que se confunden o se altera el orden de letras, sílabas o palabras.

Unai hace de todo, va a clase, juega al futbol... en definitiva no para. Me dirijo hoy a ustedes, como tantas mamás y papás estamos haciendo para que tengan en cuenta, a la hora de hacer leyes, a niños como Unai.

Es necesario un cambio de legislación. Unai tiene que tener la misma posibilidad que los demás, sea el colegio que sea al que vaya. La dislexia afecta a muchas personas, les pedimos un mayor apoyo educativo, más profesionales que puedan ayudarle con sus tareas. Necesitamos más profesionales para que la inclusión sea completa.

Por todo ello, Políticos de las Juntas Generales de Bizkaia: ¿Qué medidas están dispuestas a tomar para que mi hijo Unai y otras muchas personas, tengan una mejor calidad de vida?

Paule

Soy Paule, integradora social y trabajo como educadora en un servicio residencial para cumplimiento de medidas judiciales de menores.

Llevaba trabajando casi 9 años en Lantegi Batuak con personas con diversidad funcional cuando decidí quería estudiar Integración Social. Supuestamente, el campo de intervención en Integración Social era muy amplio y diverso. Podría trabajar como apoyo educativo, mediación, entre otras. Nada mas lejos de la realidad.


Mi ilusión era trabajar como especialista de apoyo educativo pero esta dicha ilusion se ve truncada. Los integradores nos vemos con varias dificultades a la hora de encontrar trabajo.

Entre las salidas profesionales estaba la de el sector asistencial en la que nos vemos en la obligación de tener certificado sociosanitario, en mediación la figura del integrador es inexistente y qué decir como especialistas de apoyo educativo en la que normalmente la jornada laboral es "media jornada" siendo insuficiente el tiempo de dedicación y en el que nuestros puestos se cubren con personal docente no especializado, haciendo que estos últimos se sobrecarguen de trabajo y creando inseguridad en los niñ@s con necesidades especiales.

Políticos del Parlamento Vasco, os pedimos que escuchéis a las familias y a las personas que estamos cualificados para trabajar con niños y niñas que tienen necesidades educativas especiales: Necesitamos un cambio legislativo, un compromiso real para que las personas que estamos preparadas para estos trabajos tengamos nuestra oportunidad y poder dar así el apoyo educativo que les corresponde,

Cristina

Me llamo Cristina y me sumo a la lucha de muchas amas y aitas que estamos denunciando la desmantelación y dejadez por parte de las instituciones ante las necesidades de niños y niñas con necesidades educativas especiales.

Lo primero de todo que queremos remarcar es que no entendemos a dónde se destinan los miles y miles de euros que cada año desde el Gobierno Vasco se destinan para atender las necesidades de nuestros niños y niñas.

Nuestro hijo ahora mismo se encuentra en sexto de primaria y por lo que nos han dicho el próximo curso que inicia el 6 de septiembre no tendrá logopeda en su clase. Para que nuestro hijo pueda avanzar y no ser dependiente en el futuro, es imprescindible que continue con su logopeda. Nos han dicho que ha hecho grandes avances y no tiene ni pies ni cabeza que nos lo quiten por el mero hecho de que la administración encargada no sea competente y estudie caso por caso las necesidades de cada niñ@.


Nadia

Hola, me llamo Nadia y soy la ama de Naima una niña de 7 años con una enfermedad rara llamada "Síndrome Vacter".

Me uno a otras muchas amas y aitas que han querido hacer pública la situación de sus hij@s. Políticos del Parlamento Vasco han de cambiar las políticas de inserción y fomentar más ayudas para niñ@s con necesidades educativas especiales como es el caso de mi hija Naima.

Os resumo la historia de mi hija:

Naima tiene Dislexia. En febrero de este año pasado su tutora nos comunicó los problemas que estaba teniendo Nadia en el colegio. A partir de ahí entramos en una espiral dónde nos sentimos muy perdidas, abandonadas por una administración que nos daba más problemas que soluciones.

Le hicimos varias pruebas y para evitar dudas se le hizo un test DST-J para la detección de Dislexia. El resultado fue claro: dio un "riesgo alto". También acudimos a consultas de neuropediatria, dónde nos dijeron que Naima, efectivamente tenía Dislexia. Todo esto lo tenemos en informes médicos que certifican absolutamente todo.

En abril de 2018 tuvimos una cita con su tutora y orientador del centro en el cual le pudimos entregar dichos informes: la respuesta fue que no le iban a proporcionar apoyos educativos específicos por que según el Berritzegune "no entra en el mapa de apoyos".

¿Teniendo más de un informe médico de verdad consideran lógica la respuesta de esta administración, la cual el Gobierno Vasco gestiona? No tiene ni pies ni cabeza.

Acto seguido, hemos decidido cambiarle de colegio y trasladarle desde el Eretza Berri a otro que creemos nos pueden ayudar.

Políticos del Parlamento Vasco, ustedes tienen el poder de cambiar estas cosas, estoy seguro que escucharán y conocerán más casos como el nuestro. Por favor, necesitamos medidas más concretas para que Naima y otros muchos niñ@s tengan la atención y apoyos que les corresponden,ya que entran dentro de las dificultades de aprendizaje, por la dislexia y más hablando de pluridiscapacidad debido a la enfermedad rara que padece,estando dentro de las NEE. Es imprescindible que cada figura cumpla y se limite a sus funciones ,que es una de las cuestiones más críticas,tanto el profesorado,consultoras,pt,asesoras de berritzegune y demas profesionales del sistema educativo,que visto lo visto,habría que recordar,ya que el alumnado es responsabilidad de cada uno de los trabajadores de Hezkuntza.

Elena

Mi nombre es Elena y soy la mamá de Olaia, mi hija tiene una enfermedad neurodegenerativa llamada Miopatía Congénita. En pocas palabras tiene debilidad muscular y problemas en su desarrollo.

Los que vivimos cerca de ella sabemos que nuestra hija es una chica alegre y feliz, con muchos amigos, como cualquier otra persona de 3 años.

A ella le encanta ir a la escuela, se lo pasa genial con sus amigos y los profesores nos dicen que es muy inteligente.

La educación, muchas veces es una arma muy arrojadiza y en estos casos las amas y aitas vemos de primera mano la falta de medidas inclusivas reales y efectivas para que personas como Olaia, puedan ir a clase como cualquier otra persona. Consideramos que su educación y su entorno han sido cruciales para que ella haya llegado hasta aquí, y necesitamos que así siga siendo.

En septiembre, comenzamos las clases con el siguiente problema: Le han vuelto a asignar un especialista a media jornada y no a jornada completa como ella necesita y pedimos, en Urkitza Ikastetxea (Bakio).

El último curso también estuvo con un especialista con una jornada al 50%. Tener una persona NO trabajando full time no será nada bueno para Olaia. La confianza y constancia de ella con el especialista es crucial para que pueda adaptarse a las clases, tener seguridad en si misma y progresar adecuadamente en todos los sentidos. Para los profesores también es clave ya que ellas y ellos quieren darle la mejor educación y atención posible, pero muchas veces se encuentran con este tipo de cosas que les dificulta su trabajo, los profesores no son los especialistas y no pueden sustituir a una persona que no está.

Para las instituciones, nuestra hija es un perfil D. No tiene sentido que la persona que valora a Olaia y otras muchas personas 1- No sea una persona sanitaria (esto lo dictamina un técnico del BERRITZEGUNE) 2- No los conozca personalmente. 

Maite

A mi hijo, con un 41% discapacidad, el Gobierno Vasco le quiere robar las horas de apoyo de un profesional a su cargo en el colegio para que pueda estudiar.

Mi hijo de 11 años y tiene diagnosticado el Síndrome de Tourette, Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado, Trastorno Hipercinético Disocial y Capacidad Limite. Ioritz tiene reconocido un 41% de discapacidad y dependencia grado II.

Ha repetido 2º de primaria y actualmente va a cursar 5º. Tiene problemas de concentración en clase, le falta memoria de trabajo lo que limita su aprendizaje y conlleva que se frustre con facilidad ya que es consciente de sus dificultades.

Recibe múltiples terapias que la familia costea de manera privada, ya que no recibimos ayuda de la Administración (como la mayoría de los casos).

Me ha costado muchísimo poder conseguir información relevante sobre los recursos de apoyo que le corresponden a mi hijo, puesto que se me ha estado negando la información durante años.

Hemos solicitado por escrito esta información al el Registro de Gobierno Vasco, a la administración en teoría encargada de estos casos, el Berritzegune (donde nos han llegado a decir que ellos no estaban autorizados a darme información concerniente a mi hijo).

Finalmente, tras reunirme varias veces e insistir a Lorea Aretxaga, del Departamento de Innovación Educativa, y tenérselo que recordar en varias ocasiones, accedieron a dárnosla  al demostrar que otras familias tenían esa información.

Las administraciones y personas incompetentes que no quieren hacer nada desde sus posiciones nos quieren solos y desinformados por completo. Nos niegan información relevante para poder hacer con nuestros hijos lo que les venga en gana amparándose en nuestro desconocimiento, con total impunidad, podríamos poner más nombres para que ustedes políticos y la ciudadanía juzgue.

Cuando recibí la información relevante, pude ver que mi hijo debería de tener de PT (Pedagogía Terapéutica) con una intensidad C, es decir, entre 7-15 horas semanales. Sin embargo, recibía solamente 4 horas de PT a la semana, y el resto, le daban alguna hora de EAE (Especialista de Apoyo Educativo) que estaban asignadas a otra niña. Esto no tiene ni pies ni cabeza para ya que el cometido de la EAE nada tiene que ver con el de la PT, no tienen la misma preparación, por tanto, las administraciones están desamparando a nuestros hij@s.

Mi pregunta a los políticos del Parlamento Vasco es la siguiente: ¿por qué sigue siendo todo tan opaco, ¿Por qué la administración engañan a las familias contando las cosas a medias, o simplemente omitiéndolas? ¿Por qué las horas de apoyo no son personales e intransferibles para evitar que se pueda jugar con éstas y no asignarlas donde procede? ¿Por qué se permite que la labor de una PT sea sustituida por una EAE (por muy buena intención y formación que ésta tenga)?

En definitiva ¿Por qué mi hijo Ioritz No recibe las ayudas y atención que se supone debe dar la administración?

Inga

Mi nombre es Inga y tengo dos hijas, la pequeña tiene autismo severo no verbal y la mayor tiene altas capacidades.
Desde el año percibimos que algo no encajaba con la evolución normal de un niño cualquiera, y no paramos hasta obtener un diagnóstico. Desde entonces comenzó nuestro calvario teniendo que luchar contra Abusu Ikastola para defender los derechos de mi hija y que cumpliesen las horas de apoyo marcadas por BERRITZEGUNE, Tuvimos que denunciar a la tutora de mi hija por negligencia y discriminación, Pero las aguas, lejos de apaciguarse, se fueron volviendo más violentas. Fueron momentos difíciles. Ante la desinformación o la mala información, me puse a estudiar las leyes de educación porque, en un principio,  te crees lo que los "profesionales" te dicen, ¿cómo van a actuar con mala fe?, eso piensas cuando eres recién llegado a este submundo de realidad al que nadie quiere pertenecer. Todo el mundo parece mostrarte la puerta de salida, pero nadie parece interesado en ayudar a tu hijo. Y si te encuentras con buenos profesionales, la directiva del centro se cierra en banda y les corta las alas.
En estas me encontré con problemas para mi hija mayor, diagnosticada con altas capacidades, diagnóstico que, por supuesto, en Abusu Ikastola ignoraron deliberadamente.
Por suerte en Lagundu, Raquel me asesoró perfectamente y pude demostrar en el Departamento de Inspección Educativa que Abusu Ikastola mentía. Actualmente las niñas asisten al colegio Jesuitinas de Bilbao y puedo decir que se me ha abierto otro mundo completamente nuevo para nosotros como familia y para mis hijas donde trabajan realmente por la inclusión, por y para la diversidad.
Yo agradezco enormemente a Raquel su trabajo incansable, incesante y súper necesario para las familias. Yo, como muchas familias, parte de mi camino tuve que recorrerlo sola ya que no tenía aún el gusto de conocerla, pero desde luego sé que es un apoyo innegable e impagable. Sus conocimientos sobre leyes de educación son alucinantes y es un gustazo poder contar con ella siempre, ya que a pesar de tener una vida ocupada, siempre saca tiempo para ayudar a "sus niños": ¡Gracias Raquel! 

Itxaso

Mi nombre es Itxaso. Tengo un hijo de 7 años diagnosticado de TDHA y Trastorno negativista-desafiante. Hasta que la psiquiatra nos dijo lo que tenía nuestro hijo nuestra vida era una autentica pesadilla llegando incluso a creer que el niño era psicópata o tenía esquizofrenia. Pensamos que con el diagnóstico emitido por Osakidetza nuestro problema estaría resuelto en gran medida, pero para nada . ¡Qué incrédulos éramos! El diagnóstico no nos ha servido nada más que para que al niño se le pusiera una etiqueta, y es aquí cuando empieza nuestra auténtica lucha contra las administraciones: colegio, educación, Berritzegune... Todo son obstáculos. Nos cierran todas las puertas y se pasan la pelota unos a otros. En septiembre detectamos que el niño podría tener además dislexia y disgrafia. Lo pusimos en conocimiento del centro y la actitud del colegio me hizo creer que era una madre histérica. Pido encarecidamente una reunión con la responsable de zona de Berritzegune para trasladarle mis inquietudes, y aunque con muy buenas palabras lo que me ofrecía no me parecía una solución eficiente para mí hijo. Entonces contacto con Lagunde NEE y gracias a esta asociación conozco la legislación vigente y los derechos que asisten a.mi hijo en el ámbito de la educacion. Desde Lagundu nos asesoran y nos proporcionan una información de primera mano que es incuestionable. Por eso quiero recomendar a todas las personas que se encuentren en una situación similar que contacten con Lagundu porque su presidenta, Raquel García, estará encantada de asesorales gracias a sus conocimientos y ayuda desinteresada. Muchisimas gracias Raquel por hacernos visibles; también a las familias de los niños con problemas de aprendizaje y conducta que no tiene establecido protocolo.

Silvia

Desde que estoy en la asociación me ha cambiado la vida a mejor. Me permite estar informada en todo momento de lo relacionado con los derechos de nuestros hijos. Es una suerte contar con Raquel. Antes de conocerla te creías muchas mentiras. Ahora sé que no nos tenemos que dejar engañar. Estar preparada en las reuniones escolares es un alivio. Gracias Raquel y a todas las que formamos la asociación.